NBA

Lillard intentó recular sobre su traspaso, pero los Blazers cerraron esa puerta

“No hay vuelta atrás”. Damian Lillard escuchó estas palabras de Joe Cronin, General Manager de los Portland Trail Blazers, y se preparó para lo peor. La relación de la estrella con la franquicia estaba completamente rota, y su deseo de ser traspasado a los Miami Heat no iba a producirse. Cuando constató esa negativa del equipo de toda su vida, pidió cancelar su petición de traspaso y volver a vestirse de corto para la franquicia de Oregón. Nada, ni lo uno ni lo otro vinieron a decir desde la ejecutiva del equipo.





La comunicación entre el entorno de Lillard y la franquicia, según cuenta Bleacher Report, pasó a mínimos. De hecho, los ejecutivos no contestaban a las llamadas y mensajes procedentes del jugador y su núcleo cercano. La liga intervino para acercar posiciones y tender nuevos puentes, pero nadie tenía claro por entonces dónde podría terminar recalando el base de 33 años, siete veces All Star y siete veces All NBA. El ambiente estaba muy caldeado, y los Blazers querían a toda costa empezar de cero antes de arrancar la pretemporada de la NBA este próximo 2 de octubre.



La posibilidad de Milwaukee surgió en las últimas semanas. De hecho, Lillard no discutió esta opción hasta el 17 de septiembre con su agente, que también señaló como buena opción Brooklyn. Los Bucks le escondieron a Giannis Antetokounmpo su intención de traspasar a Jrue Holiday para conseguir a Lillard, si bien el griego había expresado en el pasado las ganas de emparejarse con él. No querían que el factor emocional influyera en el negociado. Así fue, ya que Anteto celebró la llegada de su nuevo compañero estrella a la par que lamentó tener que despedirse de “un hermano de por vida”.



Eso sí, el astro griego había fintado con su posible marcha futura de no haber una apuesta clara por seguir ganando por para de los Bucks, que no dudaron a la hora de apostarlo todo a Lillard. Anteto le mandó un mensaje de texto cuando se oficializó el acuerdo. “Vamos a conseguir este p*** campeonato”, escribió. El objetivo está claro, ahora falta sortear el oleaje en esta larga travesía y fondear en el puerto.



Lee también

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *