NBA

Garuba tiene locos a los Warriors: “Puede ser como Draymond Green”

Usman Garuba dio la vuelta al mundo en 80 días cuando parecía que se le caía encima. El privilegio de un viaje al pasado para volver a ese punto donde todo pudo empezar y donde empezará de nuevo.

“Voy a demostrarles a todos que se equivocan. Marquen mis palabras”, proclamaba el pívot el 22 de agosto, nada más ser cortado por los Thunder en plenas vacaciones, sus favoritas, las de cada verano con la selección española, a días de viajar a Indonesia desde España para empezar el Mundial.





Y cuando, eliminada La Familia por Canadá, parecía que podía poner rumbo de nuevo a España como puerto de reingreso a Europa, las especulaciones anunciando a bombo y platillo un retorno al Real Madrid, Garuba tomaba la dirección opuesta y volvía a la NBA desembarcando en San Francisco, el Golden Gate como puente de regreso a la mejor liga del mundo tras unas semanas en el limbo.



Entre el 1 de julio, cuando los Rockets le traspasaron a los Hawks como lugar de paso previo a su llegada a Oklahoma, y el 15 de septiembre, cuando trascendió su incorporación a los Warriors, habían transcurrido 76 días. Pero hacía muchos más que Golden State suspiraba por él, por aquel viejo flechazo de hace dos veranos que decidieron formalizar en una relación contractual con un contrato two-way.



“Tuvimos una entrevista con Garuba antes del draft y realmente disfrutamos de esa conversación”


Larry HarrisAsistente de General Manager de los Warriors

“Todo empezó en el draft de 2021”, cuenta Larry Harris, asistente de General Manager de los Warriors. “Tuvimos una entrevista de unos 30-45 minutos en Las Vegas previa al draft y realmente disfrutamos de la conversación. Al final elegimos a Moses Moody en el 14 (Garuba fue escogido en el 23 por los Rockets), pero incluso una vez drafteado le continuamos siguiendo. Nos gustó su conjunto de habilidades, su habilidad para defender, pasar y rebotear, especialmente en las posiciones de ala-pívot y pívot. Realmente encaja con lo que hacemos, puede jugar ahí en el futuro junto a Draymond Green y Kevon Looney”, argumenta, con notorio entusiasmo, Harris, encandilado de Usman, todavía 21 años, pero empezando a encapricharse de él cuando aún era más niño.



“Llevamos años siguiéndole, desde que era muy joven, cuando jugaba en España. Tengo que dar mucho crédito a nuestros tres scouts internacionales, uno de ellos vive en España. Siempre le han estado siguiendo, queriendo saber más de él”, añade Larry Harris en su conversación con MD en un guiño al otro español que trabaja en los Warriors, Albert Robledillo. Periodista y ‘scout’ de jugadores europeos para Eurohopes, y Golden State lo reclutó a mediados de la temporada 21-22 y recibió su ejemplar del anillo como parte del éxito de la séptima corona de la franquicia de California.



Albert Robledillo, exultante con el Larry O'Brien que acredita como campeón de la NBA

Albert Robledillo, el otro español en los Warriors

Cedida

Aunque con sus altibajos, Garuba era una joya que cotizaba al alza en su segunda temporada en la NBA tras el impulso del Eurobasket de 2022 pero devaluado a moneda de cambio por todos aquellos que se equivocaron que decía el interior.

Los Rockets apartándole de su futuro en el nuevo proyecto de Ime Udoka pese a la vocación defensiva del ex entrenador de los Celtics. Los Hawks sin ni siquiera considerarle -le traspasaron una semana después-, pese a que andan faltos de interiores polifacéticos. Los Thunder con la promesa incumplida de su General Manager, Sam Presti, quien aseguró a Garuba que contaban con él y le seguirían durante el Mundial, el cual ni siquiera esperó Oklahoma que empezara para deshacerse del español.

De un equipo que no ha ido playoffs desde el adiós de James Harden en 2021, otro que no acaba de encontrar la fórmula para ser importante en la postemporada de una manera consistente y otro sin pasar de primera ronda o pisar la fase por el título desde 2016 a la mejor dinastía de la última década con cuatro anillos desde 2015. Con Stephen Curry y su imponente séquito, al que se ha sumado Chris Paul. Y los Warriors, dando rienda suelta a su ilusión, esperan que Usman Garuba pueda ser el heredero de uno de los jefes de la dinastía.

“Veo muchas similitudes entre Garuba y el joven Draymond Green”


Larry HarrisAsistente de General Manager de los Warriors

“Sería fantástico que pudiera llegar a ser un jugador como Draymond Green. Estamos hablando de un Hall of Famer, pero en términos de perfil de jugador espero que pueda llegar a ser ese jugador. Puedo ver muchas similitudes en la manera con la que juega Garuba con el joven Draymond Green, él va a aprender mucho de Draymond. Y mejorará como Draymond hizo. Nunca se sabe, Draymond fue seleccionado en segunda ronda (del draft, en el número 35) y es un Hall of Famer. Garuba quiere dar la mejor versión de sí mismo en la NBA, está más emocionado con hasta dónde puede llevar su juego con nosotros”, explica el asistente de General Manager de los Warriors.

“Si se parece a Draymond Green, vamos a tener un demonio de jugador”, bromea Larry Harris.

En otra especie de señal del destino, de ese feeling entre el equipo de San Francisco y Garuba que siempre se ha mantenido vivo pese a la distancia, uno se lee la mente al otro. Buscan los Warriors en el interior de Azuqueca de Henares el Draymond Green del futuro, pero es que eso es lo que ha querido siempre ser Usman.

“Yo quiero ser como Draymond Green”, reconocía el ex del Real Madrid a MD la pasada temporada. “La gente me ha comparado con Draymond, y mi tipo de juego va por ese estilo, quizá yo puedo jugar más de cinco porque soy más alto (2,03 frente a los 1,98 de Green), pero, de cara al futuro, es el tipo de jugador que quiero ser. Teniendo ese estilo, puedo estar más tiempo en esta liga”, explicaba el interior. Su entrenador entonces, Stephen Silas, también veía el parecido razonable entre Garuba y el bullicioso interior:

“Green ha ido ganando el baloncesto que tiene con el paso de los años, no ha sido inmediato. Garuba es un chico un poco más tranquilo que Draymond, pero veo similitudes entre ellos”, reconocía el técnico entre risas.

En términos de jugador como señala Harris y sin pretender una comparación en cuanto a lo que puede llegar a ser, Garuba es un Draymond Green en espíritu con su inquebrantable y desafiante carácter ante los retos pero también en esencia, acreditado ese codiciado perfil de no ser el mejor de todos en nada pero bueno en todo como pocos, capaz de defender cualquier jugador, desde bregarse con ‘centers’ más pesados en la pintura a vérselas con un base en el perímetro.

“Mi tipo de juego va por el estilo de Draymond Green” 


Usman Garuba

Eficaz reboteador en ambos lados de la pista, eficiente bloqueador y muy inteligente en la distribución desde el roll corto, con ambición de mejorar, representada el año pasado en su progresión como tirador en situaciones de ‘catch and shoot’, de un 25% en triples en su temporada de rookie a un casi 41% el año pasado, todavía con un volumen bajo (0,8 intentos) pero en clara línea ascendente.

Si bien las estadísticas tradicionales no acaban de hacer justicia a su impacto con 3 puntos, 4 rebotes y 1 asistencia en 13 minutos -y como le sucede a tantos otros jugadores con tantos intangibles-, Usman Garuba es el único de toda la NBA desde que hay registros que ha promediado 1,5 robos, 1 tapón, 10 rebotes y un 40% desde el perímetro por cada 36 minutos en una sola temporada como hizo la pasada en un dato apuntado por Sergio Rabinal en Sporting News. El pívot ha estado focalizado este verano en seguir mejorando su juego ofensivo.

Draymond Green, defendiendo a Davis en los playoffs

Draymond Green, defendiendo a Davis en los playoffs

Getty Images

“Está con un contrato two-way (entre los Warriors y el equipo de la G-League, los Santa Cruz Warriors). Puede llegar a ser un anotador y crecer en otras pequeñas cosas, pero él ya trae muchas cosas, es un gran defensor, un gran reboteador… Tiene que mejorar la consistencia como tirador y puede ser un buen anotador como ha demostrado en la NBA este año y en verano. Se adapta a nuestro juego, que es un poco diferentes estilos”, explica Harris, que habla también sobre lo que pide a Garuba más a corto plazo:

“Le pedimos simplemente que se siga desarrollando, mejorando su confianza como tirador, que coja experiencia y minutos. Tiene un juego más avanzado que en jugadores de su edad, sabe lo que hacer en defensa, cómo rebotear, pasar la bola… Hay muchas cosas con balón de Draymond Green que ya las tiene. Es una cuestión de experiencia, pero si junta eso y desarrolla su juego ofensivo va a tener una larga carrera en la NBA”, destaca el ejecutivo de los Warriors, que busca en jugadores como el español o Lester Quinones, Jugador Más Mejorado de la G-League el año pasado, reimpulsar el relevo generacional, atenuado tras las salidas de James Wiseman y Jordan Poole con la saturada masa salarial con mucho que ver, aunque siguen en el roster los Jonathan Kuminga o Moses Moody.

El rol de Garuba esta temporada

El General Manager de Golden State, Mike Dunleavy Jr, ya advirtió en The Athletic hace unos días que la idea es que Garuba tenga minutos esta temporada. El primer gran momento para el interior en el conjunto de la Bahía podría avanzarse en un equipo en el que los jugadores con contrato two-way son importantes con los casos Anthony Lamb y Ty Jerome el año pasado como ejemplos más recientes.



“¿Si puede tener un rol importante ya este año? Depende del coaching staff. Nuestros jugadores two-way jugaron mucho el año pasado, tienen oportunidades, depende de ellos demostrar su potencial”, señala Larry Harris apoyando la idea de Dunleavy Jr. El polivalente pívot tendrá una numerosa y dura competencia en la pintura entre Looney, Green, el recién llegado Dario Saric o Kuminga. Pero, quién sabe si la lesión de tobillo del que va a ser su maestro ‘in situ’, Draymond Green, no le podría abrir ya un primer camino para mostrarse.

Steve Kerr, al que los Warriors quieren renovar como Klay Thompson, es quien podría convertirse desde el banquillo en el mentor definitivo de Usman Garuba, el jugador que los Warriors jamás se han quitado de la cabeza desde que le entrara por los ojos en España y por los oídos en Las Vegas el verano de 2021, el que siempre ha querido ser de mayor como Draymond Green, el alma de la Bahía y, coincidiendo con Larry Harris, cree que puede tener una carrera larga en la NBA si culmina el proyecto de jugador multiusos que ya es y cautiva a Golden State. “Estamos emocionados con él”, manifiesta, para cerrar la conversación, Harris. Garuba y los Warriors estaban destinados a reencontrarse.

Lee también

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *