NBA

El Barça gana la Liga Endesa en el adiós de Mirotic y Jasikevicius

El año 2023 ha sido, sin lugar a dudas, el año de las sorpresa en el mundo del baloncesto. Fuera de la NBA, donde los Denver Nuggets se coronaron por primera vez como campeones de la mejor liga del mundo, también las ha habido y algunas, de lo más sonadas.





A nivel nacional, el tramo final de la temporada pasada estuvo marcada por un nombre propio: Nikola Mirotic

Poco antes del arranque de las eliminatorias por el título en la Liga Endesa, él mismo se encargó de soltar la ‘bomba’ en una entrevista exclusiva a Mundo Deportivo: a pesar de tener aún contrato en vigor hasta 2025, el Barça no quería que continuara en el equipo el año siguiente, alegando que no podía asumir su desorbitado contrato, siendo, de largo, el mejor pagado de Europa. 



A pesar del ambiente enrrarecido que se vivió durante esos días en el entorno del conjunto azulgrana, los de Saras Jasikevicius supieron conjurarse para hacer unos enormes playoff y plantarse en la final de la Liga Endesa tras deshacerse del Valencia Basket (3-0) en cuartos y de un peleón Unicaja (3-1) en semifinales. Allí les esperaba un viejo conocido: el Real Madrid.



Un conjunto madrileño que ya les había derrotado claramente en las semifinales de la Euroliga, pero que en esta ocasión sucumbieron ante su más directo rival, quizás mucho más motivado, por un claro 3-0.

Título para el Barça y galardón de MVP de la final para un Mirotic extramotivado (y emocionado) en sus últimos días como azulgrana. Mejor final, deportivamente hablando, imposible.




Lee también

Julián Felipo

La plantilla del Barça posando con el trofeo, para la historia

Lo que pocos esperaban es que, pocos días después de conquistar el título liguero, y tras haber manifestado en varias ocasiones que su intención era seguir, el club azulgrana anunciaba la no renovación de su técnico, Saras Jasikevicius, y la llegada del entrenador que iba a coger su relevo: Roger Grimau.



El título de la Liga Endesa ya luce en las vitrinas del club azulgrana, pero muchos recordarán más este 2023 por el adiós de dos ídolos del Palau Blaugrana, Nikola Mirotic y Sarunas Jasikevicius.

Lee también

La Euroliga, territorio del Real Madrid

Hablar de sorpresa cuando el conjunto madridista conquista un título es algo muy relativo. Más relacionado con las formas que con el fondo, ya que los blancos son favoritos en todas las competiciones en las que participan. Incluída la Euroliga.

Pero repasando un poco cómo fue la trayectoria de los de Chus Mateo en la máxima competición, recordaremos que no fue, para nada, un camino de rosas.

Como terceros de la fase regular (23-11) tenían que medirse al Partizan (6º) con ventaja de campo.

Lo que nadie esperaba, dado el teórico favoritismo del Real Madrid, es que los serbios darían la sorpresa ganando los dos primeros partidos en feudo madridista: 87-89 y un claro 80-95.

Pero esa clara victoria de los de Zjelko Obradovic resultó, a la postre, la semilla de la victoria blanca en la serie.

En los instantes finales del segundo partido, con todo ya decidido, Llull, preso de la frustración, asestó un duro golpe a Punter en un intento de recuperar un balón. El escolta estadounidense se le encaró y se formó una tángana que será recordada, sobretodo, por la llave de judo que le practicó Yabusele a Exum

El partido acabó con 21 expulsiones y la Euroliga sancionó, entre otros, al madridista con 5 partidos y a Punter con dos. Y a la práctica, fue más sensible la baja del escolta para Partizan que no la del francés en el Madrid.

Sin su estrella, los de Obradovic perdieron sus dos partidos en casa (80-82 y 78-85) y en el quinto y decisivo, a pesar de que plantaron cara, cayeron por un ajustado 98-94.

Una vez en la Final Four, el Real Madrid no tuvo piedad del Barça en semifinales, tras protagonizar una brillante remontada en la segunda parte, y le derrotó por 78-66


Lee también

Julián Felipo

Los blancos derriban a Olympiacos en un final dramático gracias a una canasta de Llull, la única que anotó, a 3 segundos del final

En la gran final, fue a remolque casi todo el partido de un Olympiacos que parecía tener controlada la final de la mano de un excelente Sasha Vezenkov (MVP de la competición y autor de 27 puntos en la final), pero una canasta de Sergio Llull a falta de pocos segundos para el final dio el título a los blancos por 79-78. Un final sorprendente, pero no por ello inesperado.

Y para rematar el año: ¡Alemania, campeona del mundo!

Las mejores selecciones del mundo se reunieron en Filipinas, Japón e Indonesia, entre los meses de agosto y septiembre, para disputar una nueva edición del Mundial.

España, vigente campeona del mundo, llegaba a la cita con muchas bajas, incluida la de última hora de Ricky Rubio, MVP de la anterior edición, y todos los pronósticos previos daban como claro favorita al Team USA, repleto de estrellas de la NBA.

Pero pronto se vio que el combinado estadounidense no iba a estar a la altura de las expectativas y tras finalizar invicto la primera fase, en la segunda ya cayó ante Lituania, relegándole al segundo puesto de su grupo. En cuartos eliminó sin problemas a Italia, pero en ‘semis’ cayó de forma sorprendente ante Alemania por un ajustado 113-111.

De hecho, los teutones llegaron a esa cita sin haber perdido ningún partido, tras pasar por las dos fases previas sin derrota alguna. En cuartos ganaron a la revelación del torneo, Letonia, por 81-79 y ante los americanos jugaron a un nivel excelente.

Llegada a la final, Alemania se mediría a la Serbia de Svetislav Pesic, pero superando de nuevo los pronósticos en contra, se coronaron campeones del mundo tras imponerse por 83 a 77, con un gran Dennis Schröder, escogido MVP del campeonato.


Lee también

Julián Felipo

Dennis Schröder (28) lideró el triunfo de los germanos en una final intensa e igualada que se empezó a decantar para los de Herbert tras el descanso

Para redondear su floja actuación, USA también perdió el partido por la medalla de bronce ante una Canadá (127-118) liderada por Shai Gilgeous-Alexander, que se presenta como una de las grandes favoritas a la medalla de oro en los próximos Juegos Olímpicos de París

Pero eso ya será en 2024…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *