Football

Pontevedra se vuelca con su ‘hija pródiga’ Tere Abelleira

La ciudad de Pontevedra vive con ilusión la llegada de las campeonas del mundo, pero un nombre propio destaca sobre el resto: Tere Abelleira. Apenas puede dar un paso sin que algún aficionado le pida un autógrafo o una foto. La jugadora del Real Madrid ha vuelto a casa para el partido de la selección española ante Italia que podría ya clasificar a las de Montse Tomé para la Final Four por el título.





Este mediodía, las campeonas del mundo han dado un paseo previo al encuentro por la playa de Silgar generando gran expectación a su paso y esta noche se espera lleno en el estadio de Pasarón.

La jugadora gallega se mostraba entusiasmada al ver tantas “caras conocidas”, ya que ningún familiar, amigo o entrenador que tuvo en sus inicios ha querido perderse la llegada de su ‘hija pródiga’, una Tere que se fue de casa siendo niña y que a sus 23 años ya triunfa en la elite.



Paseo matinal de las campeonas del mundo por Pontevedra




Paseo matinal de las campeonas del mundo por Pontevedra

Sefutbol

“Estoy muy contenta, muy feliz, con ganas de jugar el partido de mañana. Nunca jugué en Pasarón, siempre lo vi muy lejano porque en la ciudad no hay un equipo femenino que juegue en el estadio. Tener la oportunidad de hacerlo con la selección, y después de proclamarnos campeonas del mundo, es algo increíble. Será un día inolvidable”, afirmó.



Gran expectación en torno a la gallega Tere Abelleira




Gran expectación en torno a la gallega Tere Abelleira

Sefutbol

La centrocampista del Real Madrid, a la que recordaron una foto con su hermana viendo el partido de la selección masculina contra Arabia Saudí en el nuevo Pasarón en 2012, admitió que veía “muy lejano” el sueño de jugar con la selección en el estadio pontevedrés.



“Lo veía como algo inalcanzable, pero al final con mucho trabajo lo puedes tener más cerca. Es algo que no llegas a imaginarte, pero mañana se puede hacer realidad y espero disfrutarlo”, manifestó.

La futbolista gallega ve a sus compañeras “muy motivadas” porque delante tienen la oportunidad de conseguir “un gran objetivo”, con la clasificación para la fase final de la Liga de las Naciones, en la que se pondrá en juego un billete para los Juegos Olímpicos de París.



“Espero que las cosas salgan bien”, dijo Abelleira, para quien es importante “disfrutar del camino” porque “los sueños que parecen lejanos al final se acaban cumpliendo con mucho trabajo”.

Cuestionada por si le gustaría que Pasarón llevase su nombre, como sucedió en Santiago de Compostela con el estadio municipal de San Lázaro al que se rebautizó como estadio Vero Boquete-San Lázaro, respondió que sería ilusionante, pero eso queda en manos del alcalde, y “si se tiene que dar se dará

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *