Football

Exigente prueba para el Real Madrid en Nápoles

Nápoles y Real Madrid tienen esta noche un duro examen. El que lo apruebe dejará muy encarrilado acabar como primero de grupo de la Champions y eso es, sin duda, una ventaja. Ambos equipos llegan en buen momento a este duelo. Los de Ancelotti, con una contundente victoria en Girona, han resucitado tras la derrota en el derbi. El Nápoles, por su parte, parece que ha alejado las dudas del inicio de temporada y comienza a parecerse al que conquistó el ‘scudetto’ la temporada pasada.





El Real Madrid quiere reafirmar su recuperación a costa del Nàpoles y de esta manera, alejar definitivamente los fantasmas de la crisis que se instalaron en el Bernabéu tras la derrota en el Metropolitano. Para afrontar este duelo, Ancelotti no podrá contar con Courtois, Militao, Alaba y Arda Güler, aunque la gran incógnita es saber si el entrenador italiano volverá a contar con Camavinga como lateral izquierdo o apostará por Mendy. Viendo lo que pasó en Girona, donde el equipo mejoró mucho con el francés en esa posición, todo hace indicar que Ancelotti mantendrá a Camavinga en esa posición.



Ancelotti apunta a mantener a Camavinga como lateral, pero también a que no va a hacer muchos cambios en el once respecto al que ganó en Girona. Aunque sí que puede hacer uno que, de entrada, parece un tanto extraño. Y es que el entrenador italiano puede sentar a Joselu para que Rodrygo acompañe a Vinicius y Bellingham en el frente de ataque del equipo blanco. Una decisión que, viendo el estado de forma de Joselu y Rodrygo, es incomprensible, pero Ancelotti quizás busque la movilidad de Rodrygo en punta para abrir la defensa del Nápoles. Rodrygo o Joselu es una de las dudas, por no decir la única, que podría tener Ancelotti para enfrentarse al Nápoles, equipo que conoce muy bien, ya que fue su entrenador. Coincidencia o no, el destino ha querido que el Real Madrid se aloje estos días en Nápoles en el hotel donde en 2019, Ancelotti fue despedido.



Los posibles onces

Los posibles onces

El equipo italiano, por su parte, nunca ha ganado al Real Madrid y quiere acabar con eso esta noche, Un triunfo serviría para reforzar a Rudi García, su entrenador, y acabar con la polémica que rodea al club. En especial la relacionadas con el nigeriano Victor Osimhen, que fue suplente este sábado para llegar descansado al duelo contra el conjunto blanco y que ha sido el protagonista indiscutible en los últimos días por estar implicado de forma indirecta e involuntaria en la investigación de la Fiscalía de Roma sobre el presidente del Nápoles, Aurelio De Laurentiis, y por un vídeo en TikTok publicado por el propio club partenopeo que no sentó bien a Osimhen. 



El delantero es el gran peligro al que deberá enfrentarse el Real Madrid esta noche. El otro es el georgiano Khvicha Kvaratskhelia, que, si bien no empezó la temporada igualando las expectativas generadas por él mismo en la pasada campaña, ha vuelto a encontrarse con el gol tras 192 días de sequía y tras una exhibición ante Udinese. El Nápoles llega, eso sí, algo mermado en defensa con las bajas del kosovar Amir Rrahmani y del brasileño Juan Jesús, aunque desde que el brasileño Natan entrara en el once titular para acompañar al noruego Leo Ostigard



Lee también

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *