BALONCESTO

Brooks tiene que aguantar burlas hasta en su casa… y así responde el polémico alero

Dillon Brooks tiene que aguantar burlas hasta en su propia casa. El nuevo alero de los Houston Rockets participó este pasado fin de semana en el Toronto Pro Am, un torneo de exhibición que se juega en Toronto y por el que han pasado este verano otros jugadores de la NBA como Nickeil Alexander-Walker (Timberwolves) y Dwight Powell (Mavericks).





Brooks, natural de Mississuaga -al lado de la ciudad de los Raptors-, jugó un partido y tuvo que oír gritos al unísono de “sobrevalorado”, a lo que él respondió siguiendo el ritmo de las palmadas de manera irónico. Aunque el nivel de la competición es inferior al de la NBA, el polémico alero pudo contestar también con una buena actuación de 28 puntos.



No renovado por los Grizzlies, Dillon Brooks firmó un contrato de 4 años y 86 millones después de su pobre actuación en playoffs, donde, además de desviar el foco de atención con sus rifirrafes con LeBron con una agresión testicular incluida, dejó unos escasos números de 10,5 puntos en 28 minutos con un 31% en tiros de campo y un 23,8% en triples.



Quizá ese sería el argumento al que se acogieron los fans que intentaron fastidiarle la tarde a Brooks, también odiado en su propia casa.

Lee también

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *